Club Titor

Lugar de encuentro, discucion y acercamiento entre personas fanaticas y no fanaticas de Jhon Titor y para discutir sobre temas relacionado con lo paranormal y la informacion encubierta. Bienvenido a clubtitor
 
ÍndiceÍndice  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Articulo: una manzana en el multiverso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mapel
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 29/08/2008
Edad : 107
Localización : en algun oscuro lugar

MensajeTema: Articulo: una manzana en el multiverso   Mar Sep 23, 2008 3:52 pm

Y este articulo por el cual me empezo a dar un gustito mejor a la fisica, leanlo esta muy bueno

Citación :
Una Manzana en el Multiverso


Tengo que confesar que no me gusta nada su nombre, será que no estoy acostumbrado a escucharlo. Me gusta mucho más el de "Universo". Y es que la palabra "Universo" desprende fascinación... sugiere tanto... ha forjado sueños en cada etapa de mi vida... ha llenado tantas horas de mi imaginación, que me cuesta mucho trabajo llamarlo de otra manera. Sin embargo, tal vez debamos de ir acostumbrándonos a la palabra " Multiverso".
El pasado sábado, día 29, dentro de “La Noche Temática” en la 2 de Televisión Española, se trató el tema “Viaje en el espacio”. Además de un impresionante reportaje sobre Titán, luna de Saturno y el mayor de los satélites de nuestro Sistema Solar, se habló de “los universos paralelos”. Valió la pena pasar sueño. Este último reportaje exponía cuestiones tan de boga como “la teoría de las cuerdas”, “las dimensiones paralelas" y el “Multiverso”. Me llamó bastante la atención una cosa: todos los científicos, repito, "científicos" que intervinieron, dejaban abierta la posibilidad de la existencia de “universos paralelos”. Un simil que se empleó fue comparar nuestro universo con una “burbuja”, la cual coexistiría junto a infinitas burbujas que representarían a otros universos. En cuanto a las "dimensiones", se habló de hasta "once", siendo ésta última la que posibilitaría el trasvase de energía de un universo hacia otro, tal como pudo haber sucedido con la explosión del Big Bang hace 13.700 millones de años.


Tengo que confesar que estas cuestiones me sobrepasan. Quiero creer que no debo ser el único. Mi buen amigo Ricardo, un enamorado de la física cuántica, solía explicármelo con un ejemplo: el de "la manzana tridimensional". Este ejemplo, por cierto, lo publiqué hace tiempo en el antiguo foro de la Seip, dando lugar a un interesante debate. Si os parece, lo recordamos nuevamente:
Imaginemos un universo en el que solo existan dos dimensiones: "el largo" y "el ancho". Hagamos un esfuerzo añadido e imaginémonos nosotros viviendo en él. No nos quedaría otra posibilidad que ser "polígonos": En tal mundo podríamos habitar los “triángulos”, “pentágonos”, “hexágonos”, “octógonos”, etc. etc. Nuestra existencia se vería limitada y circunscrita por las características propias de tal dimensión. Nosotros desconoceríamos que existen otros lugares con más dimensiones, pero si los hay. De tal manera, cierto día, un objeto tridimensional decide hacernos una visita a nuestro mundo. Ricardo solía ponerme el ejemplo de “una manzana”. Daría igual, una manzana estaría bien. Así, tal objeto, hace su entrada en nuestro mundo... pero claro, en nuestro mundo solo existen dos dimensiones. Ella nos observa tal cual somos: “polígonos”, pero nosotros no podemos hacer lo mismo. Solo podemos ver los puntos de intersección de la manzana que han entrado en contacto con nuestro mundo bidimensional. De esta forma, para nosotros, la manzana tendría una forma muy diferente a como es realmente dentro de su dimensión.
Hasta aquí el ejemplo de mi buen amigo Ricardo González, el cual creo que todos podemos entender. Lo que se pretende plantear es la posibilidad de que el universo, y con él todo cuanto conocemos, no sea tal como creemos. Lo sería tan solo desde nuestra perspectiva. Bien, prosigamos...

Imaginar tres dimensiones es extremadamente sencillo, ya que estamos acostumbrados a un entorno tridimensional. Longitud, anchura y altura. Recordemos el universo plano de dos dimensiones. Imaginad que es una enorme cartulina, que doblamos de forma que algunos puntos de la cartulina estén en contacto con otros puntos de la misma. Un ser de dos dimensiones que habitara ese universo bidimensional plegado, no podría percibir esos plieges. Pero en determinados lugares, podría pasar de un punto de su universo a otro muy alejado (para él), en un instante de tiempo, ya que esos dos puntos se tocan, por estar la cartulina doblada.
Vayamos ahora con la cuarta dimensión. Como sabéis, "el tiempo" es la cuarta dimensión.

Según la Relatividad Especial, es necesario utilizar el tiempo como si fuera una coordenada más para situar un evento, de forma que vivimos en un "espacio-tiempo" de cuatro dimensiones. Recordemos el universo plano con sus habitantes bidimensionales, y cómo perciben un objeto tridimensional que atraviese su universo. Intentemos hacer nosotros una analogía con el tiempo. Un objeto tiene existencia en cuatro dimensiones, de las que sólo percibimos 3, porque de la cuarta sólo podemos captar un instante. Pensemos en una persona a lo largo de su vida, desde que es un embrión, nace, crece, envejece, hasta que muere. Si intentamos visualizar una especie de película acelerada de su vida, sería algo similar a lo que ocurría en el universo plano cuando lo atravesaba una esfera. Intentad hacer ahora lo mismo con todo lo que véis, o mejor aún, con todo el universo.

El que sea aficionado a las historias de viajes en el tiempo, entenderá mejor el siguiente paso. Si no, podéis ver “Regreso al Futuro II”. Veamos, supongo que todos tendréis uno o varios momentos clave en vuestra vida en la que tomasteis una decisión, y os habéis arrepentido. Os preguntáis qué habría sucedido si hubieseis hecho otra cosa, e incluso desearíais poder retroceder en el tiempo para cambiar lo ocurrido. Pues imaginad que tomasteis esa otra decisión. Que existe otro universo, otro espacio-tiempo en el que esa otra posibilidad sucedió. Si el tiempo es una línea, estaríamos ante una bifurcación. En ese instante crítico, la línea temporal se divide en dos, y cada una transcurre por rumbos separados. Pero como vimos en el ejemplo de una y dos dimensiones, para bifurcar una línea necesitamos una dimensión adicional. Esa dimensión sería la quinta. Así, podemos imaginar la quinta dimensión como una dimensión necesaria para permitir la existencia de líneas temporales diferentes.
¿Cómo viajar por la quinta dimensión? Pues la única forma de hacerlo sería retroceder por nuestra línea temporal con una máquina del tiempo hasta llegar a la bifurcación adecuada, y una vez allí, tomar esa otra línea temporal, y luego otra, y otra, hasta llegar a nuestro destino. Imaginad ahora que nuestra bifurcación temporal se encuentra muy atrás en el tiempo. Tal vez en la Grecia clásica. Tal vez en el Jurásico. Tal vez antes de que se formara el Sistema Solar. O tal vez pocos segundos después del Big Bang. Un viaje muy largo. ¿Cómo podríamos ir de una línea temporal a otra, sin necesidad de recorrer todo ese camino? Pues al igual que ocurría en el paso de dos a tres dimensiones: plegando el universo. Y para eso necesitamos una dimensión adicional: la sexta dimensión. Así, viajando por la sexta dimensión podríamos tomar "atajos" entre líneas temporales, o incluso a través de la nuestra. Podríamos desplazarnos a un universo en el que fuéramos multimillonarios, sin necesidad de retroceder en el tiempo y buscar la bifurcación adecuada (aunque seguramente nuestro otro yo nos tacharía de gorrones y nos mandaría de vuelta con una patada).
Recapitulemos de nuevo. Hemos imaginado la cuarta, quinta y sexta dimensión de forma análoga a la primera segunda y tercera: una línea, una bifurcación, un pliegue.
Sigamos. Imaginad todas las líneas temporales posibles. Todas tienen un inicio común: el Big Bang. Por muchas diferencias y bifurcaciones, en todas esos universos las leyes de la física son iguales, ya que han partido del mismo Big Bang, con las mismas condiciones iniciales. Bien, comprimamos ahora todo ese “Multiverso” en un único punto, como hicimos antes. Nuestras infinitas líneas temporales bifurcadas y plegadas, serían un único punto en la séptima dimensión. Para imaginar la séptima dimensión necesitamos otro punto y trazar una línea.

¿Y cómo podemos imaginar otro punto? Pues pensemos en un Big Bang diferente. Imaginemos otro punto, formado por todos los posibles universos creados a partir de un Big Bang con condiciones iniciales diferentes. En esos universos, la gravedad podría actuar de forma diferente, la carga de un electrón sería diferente, la velocidad de la luz en el vacío sería diferente, o puede que esté formado por antimateria en vez de por materia. Un ejemplo de ello sería la famosa "Zona Negativa" que aparece en los cómics de "Los 4 Fantásticos", y que consiste en un universo alternativo formado por antimateria. Podemos unir esos universos mediante líneas, y para ello necesitamos una octava dimensión.
¿Cómo viajar entre esos universos? Bueno, podemos hacerlo a través de la octava dimensión, pero volveríamos a la situación de la quinta dimensión. ¿Y si nuestro universo destino está muy lejos? Pues tendríamos que atravesar muchos otros universos. A menos que todo este "Multiverso" de ocho dimensiones que hemos imaginado, esté plegado sobre sí mismo. Y para ellos necesitamos... ¡exacto! una dimensión más. La novena dimensión. Esa novena dimensión nos permitiría ir de un universo a otro, con orígenes diferentes, tomando atajos, sin necesidad de atravesar universos intermedios.
Y así llegamos a la décima dimensión. Al igual que hicimos con nuestro universo tridimensional, comprimiéndolo en un único punto en la cuarta dimensión, y comprimimos nuevamente nuestro multiverso temporal hexadimensional en un único punto en la séptima dimensión, repitamos el proceso y comprimamos nuestro ¿omniverso? eneadimensional (¿o es nonadimensional?) en un único punto, y tendremos la décima dimensión. Y parece que aquí se ha acabado todo. Hemos imaginado todas las posibles líneas temporales de todos los posibles orígenes del universo, y las hemos comprimido en un punto. Para obtener un punto distinto y trazar una línea, y seguir con el proceso, necesitamos imaginar otros posibles infinitos. Pero ya no podemos. Lo hemos abarcado todo. Hemos considerado todos los posibles inicios del universo, y todas las posibles evoluciones del mismo.

¿Y ahora qué?...eso,...¿ y ahora qué?. Pues la verdad, no lo sé. Pero tiempo al tiempo, que ya lo sabremos. Hace mil años creíamos que nuestro Universo terminaba en Saturno. Hoy hablamos de millones de años luz. ¿Y nosotros que creíamos que con tales distancias era imposible concebir otra cosa más extensa e inconmensurable que nuestro Universo?. Pues los científicos ya nos hablan del Multiverso. ¿Espacios infinitos...y once dimensiones?. Tal vez pronto lo descubramos. ¿Y eso será todo?. ¿Habrá más? No lo sabemos. Ni siquiera sabemos ya donde se encuentra nuestra manzana.

Manuel Capella
[/quote]

_________________
.................................
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://clubtitor.forosactivos.net
 
Articulo: una manzana en el multiverso
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» UNIVERSOS PARALELOS, MULTIVERSO
» Se aplica el articulo 24 donde te dan de baja?
» beneficio del articulo 1º ley 25321
» Bebida Milagrosa; Remolacha + Manzana + Zanahoria
» Intimación para jubilarse / Articulo 19 Ley 24241

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Club Titor :: Temas varios :: Viajes del tiempo-
Cambiar a: